Blog dedicado a esas hermosas almas con cuerpo de mujer

"La mujer no nació de la cabeza del hombre para estar por encima de el ni de los pies para ser pisoteada, la mujer nació de la costilla del hombre para ser abrazada y protegida"

jueves, 8 de abril de 2010

Desahogandome


No se puede vivir aferrado a las personas, si quiera porque te hagan sentir bien, porque en algún momento te fallarán. Esa es mi peor cualidad, aferrarme a las cosas que tanto me gustan, que tanto me hacen bien.

Reconozco que me siento completamente solo, pero solo en mi corazón, porque no tengo alguien con quien pueda compartir buenos momentos, alguien que no me critique por cómo pienso por lo que hago, alguien que me acepte así "loco" o "raro" como algunos me ven, alguien con quien pueda salir y divertirme sin que me imponga una barrera, un "No me gustan los planes tranquilos", "No me gusta el Rock", "No me quiero engordar", "Es que si hago esto a Dios no le agradará", "Es que en mi casa me regañan", etc.

Ya estoy harto de mujeres neuróticas, harto de niñitas inmaduras que ni siquiera sepan ni en dónde están de pie. Ya me aburre el ver cuántas chicas han pasado por mi vista sin yo atreverme ni a decirles "Hola", cosa que me hace sentir impotente ante ello.

Poco a poco he contado los días desde la partida de mi ex: 2 años, 1 mes y 12 días.
No contaré el por qué acabó aquella relación, pero si reconoceré que ahora después de todo éste tiempo he comenzado a sentir la soledad de no poder compartir con alguien momentos, si quiera atreverme a conocerlas.

Tuve la oportunidad de conocer a una chica que me cayó super bien, excelente personalidad, me hace sentir súper bien, aunque no tiene el físico que de pronto me atraiga, su personalidad le sube muchísimos puntos. El problema data en que sus pensamientos van muy ligados a la religión, entre otras cosas, es cristiana y no es que tenga nada en contra de los cristianos, es solo que mientras ella me invita a su iglesia para que nos conozcamos mejor, yo iré con mucho gusto por mi no hay problema, el problema está en yo quererla invitar a alguno de mis planes se que estará ligada a decirme "Es que eso no le agrada a Dios", eso no me parece justo por parte de ella, pero igual respeto su pensamiento y su doctrina. Es por eso que no la invito a salir ni nada de ello, pero igual ella no es el tipo de persona que me atrae.

Sinceramente, he hecho todo lo que ha estado a mi alcance para perder el miedo y acercármele a una chica, pero sinceramente siento que nada me ha sido útil.

Seguiré buscando salidas, no importa cuántos tropezones tenga que darme...

No hay comentarios:

Publicar un comentario