Blog dedicado a esas hermosas almas con cuerpo de mujer

"La mujer no nació de la cabeza del hombre para estar por encima de el ni de los pies para ser pisoteada, la mujer nació de la costilla del hombre para ser abrazada y protegida"

sábado, 26 de junio de 2010

La familia



En medio de los problemas siempre hay una salida, alguna vía de escape en la que desahogues todas tus cargas acumuladas.
El caso mío es muy particular, ya que como muchos artistas, he encontrado una vía de escape en la música, también en el escribir.

Pero cuando esos problemas van más allá de lo que te imaginas, cuando te das cuenta de que los problemas que tienes no valen nada ante aquella situación...

Resumiré mi historia en estas últimas semanas:

Recién me mudé a un nuevo vecindario, nuevos vecinos y nuevas cosas por hacer, todo marchaba tan normal como suele suceder. Conocí a dos de mis vecinas, hermanas ambas, un poco menores que yo por cierto y pues muy chevere a la hora de hablar con ellas.
De la noche a la mañana estas dos tomaron una actitud muy extraña conmigo, en fin, me preocupaba eso, pero un problema más grande me esperaba.

Mi hermano de 4 años cayó en una terrible enfermedad, pero la ineptitud de los médicos no daba con lo que tenía. Luego de llevarlo a varias clínicas y hospitales, por fin hubo una que dio con lo que tenía: Neumonía.

Al enterarme que mi pequeño hermano se tenía que hospitalizar, comencé a replantear el significado del amor y el dolor, me decía a mi mismo: "Yo sufriendo por un par de niñatas y creyendo que es mi problema mas grande, la salud de mi hermano vale mucho mas que mi relación con este par de inmaduras".

Aquella tarde cuando me enteré de ello quise llorar, traté de sacar mis lágrimas, pero todo fue infructuoso.

Con solo $5.000(MC) en el bolsillo me dispuse a irlo a ver a la clínica, mientras iba en camino no dejaba de pensar en el, le llevé un par de juguetes para que se distrajera un poco, entre otras cosas. Cuando iba en mitad de camino mi mamá llamó a mi celular diciéndome que el niño sería sometido a UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) y que debía estar allá a más tardar en 15 minutos, mi desesperación no tardó en notarse y me bajé del autobús un poco más lejos de lo habitual, corrí lo más rápido que pude, sin mirar hacia ninguna dirección, solo enfocado en la clínica en donde estaba mi pequeño hermano...En ese entonces solo pensaba "Al diablo con este par de niñatas, solo quiero ver a mi hermano" volviendo a replantear el valor del amor y el dolor...

Al llegar a la clínica, con la respiración agitada, casi sin poder hablar, logré subir las escaleras con mis piernas temblantes y preguntándole a las enfermeras en qué habitación tenían a mi hermanito y al verlo... Allí comprendi el verdadero significado de amar y sufrir, las lágrimas brotaban de mis ojos de una manera muy natural, lloraba de una manera inconsolable, tanto fue así que tuve que salir de la habitación en donde se encontraba y quedarme afuera llorando desconsoladamente. Ni los abrazos de mi madre, ni las palabras de las enfermeras lograron calmar aquel dolor que sentía.

Permanecí en la clínica una hora, mientras iba de regreso estuve llorando durante todo el camino, sin importarme las miradas que me daban los demás pasajeros, en ese momento me importaba un pepino lo que pensaran ellos o si me miraban o no. Me dije a mi mismo:

"YO sufriendo por un par de niñatas y mira a mi hermano cómo se encuentra, me duele más verlo así que la misma actitud de ellas"

Y es que es más que obvio, en ese momento entendí que no había tiempo para pendejadas, que la familia está de primero ante cualquier circunstancia, eso me hizo entender que ellas no valían la pena, que me estaba humillando ante algo absurdo.

Ahora solo estoy interesado en que mi hermano se mejore y pasar más tiempo con el, yo no soy muy creyente en Dios, pero pienso que de alguna manera me tomó por mi punto débil para abrir los ojos, gracias a Él ahora respiro un poco más tranquilo porque se que mi hermanito está en buenas manos, y ya me da igual lo que estas "niñatas" digan o hagan, en fin solo son unas niñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario