Blog dedicado a esas hermosas almas con cuerpo de mujer

"La mujer no nació de la cabeza del hombre para estar por encima de el ni de los pies para ser pisoteada, la mujer nació de la costilla del hombre para ser abrazada y protegida"

jueves, 3 de marzo de 2011

Sobre el aborto



  Hace unos días, mientras le hacía seguimiento a otra noticia ya conocida, me topé con un interesante artículo sobre el aborto, hoy estuve leyendo y reflexionando un poco sobre ello y... Si mi madre me permitió vivir ¿por qué no permitirle la vida a una criatura que está por nacer?.


Hay quienes defienden al aborto y afirman que no es un ser viviente, que la mujer hace con su cuerpo lo que le plazca. Un feto no es parte del cuerpo de esa mujer. Hay que pensar en la fecundación in vitro.
Cuando unen un óvulo con el espermatozoide en un tubo de ensayo, ¿hace ese ser parte del cuerpo de una mujer? ¿De cuál mujer? Si me dicen que de la que prestó su vientre, no creo, porque el óvulo no le pertenece. Si me dicen que es parte de la que lo recibió, tampoco, porque el óvulo es de una mujer distinta.
Pensemos en lo que es esa criatura, y en lo que no es, a la hora de esgrimir argumentos para asesinarla.

Sinceramente no comparto (ni lo haré) esas locas ideas impuestas por el feminismo ¿qué les ha hecho esa pequeña criatura que vive alojada en su vientre?. Me parece repugnante el solo hecho de que hayan personas que apoyen éste crimen contra la humanidad alegando la libertad de expresión. Aún si fuese así ¿que pensarían si nuestra madre nos hubiese negado el derecho a la vida?. Creo que nadie tiene el derecho a negarle la vida a nadie.

Aún si fuera por violación ¿qué culpa tiene el feto de lo que le hicieron a X mujer? Pues si no quiere tenerlo para eso existe la adopción. Creo que si no hay una denuncia inmediata a la violación, no es creíble tal situación tres o cuatro meses después. La denuncia posterior, para mí, es un reconocimiento y una aceptación a la relación sexual.


 

Si hay una criatura indefensa que no puede reaccionar, que no puede gritar cuando llegan a matarla, a desmembrarla, a sacarla de su recinto temporal, es ese pequeño ser humano que vive, que vive ya, en el vientre de una mujer que lo aloja.

Ahora, el argumento de que la mujer hace de su cuerpo lo que quiera, tampoco. La criatura no hace parte del cuerpo de la mujer. Si pensamos en una criatura fruto del acto entre el hombre y la mujer que lo aloja en su vientre, tampoco hace parte de su cuerpo. La mujer, como en el caso anterior, sirve de alojamiento, de recinto temporal, a una criatura que crece, que se alimenta de ella, que recibe su calor, pero nunca es parte de su cuerpo.

Si eso fuera así, la mujer antes de ser fecundada sería un ser incompleto, y también después del parto, porque con el nacimiento de la criatura perdería parte de su cuerpo.

La mujer aloja a la criatura, esa criatura, repito, no hace parte de su cuerpo. No podríamos decir ni hablar de una mujer incompleta por el simple hecho de no estar embarazada. Tan es así que la criatura no tiene necesariamente el mismo tipo de sangre de la mujer que la aloja en su vientre.




Carta de un bebé
"Hola mami, ¿cómo estás? Yo, muy bien, gracias a Dios hace apenas unos días me concebiste en tu panzita. La verdad no te puedo explicar lo contento que estoy de saber que tú vas a ser mi mamá, otra cosa que también me llena de orgullo es el ver con el amor con el que fui concebido...

Todo parece indicar que voy a ser el niño más feliz del mundo!
Mami, ha pasado ya un mes desde mi concepción, y ya empiezo a ver como mi cuerpecito se empieza a formar,digo, no estoy tan bonito como tú, pero dame una oportunidad. Estoy MUY feliz! Pero hay algo que me tiene un poco preocupado...

Ultimamente me he dado cuenta de que hay algo en tu cabezita que no me deja dormir, pero bueno, ya se te pasará, no te apures.
Mami, ya pasaron dos meses y medio y la verdad estoy feliz con mis nuevas manitos y de veras que tengo ganas de utilizarlas para jugar.
Mamita dime que te pasa, ¿por qué lloras tanto todas las noches?
¿Por qué cuando papi y tú se ven se gritan tanto?
¿Ya no me quieren, o qué? Voy a hacer lo posible para que me quieran...

Han pasado ya 3 meses, mami, te noto muy deprimida, no entiendo que pasa, estoy muy confundido. Hoy en la mañana fuimos con el doctor y te hizo una cita para mañana.
No entiendo, yo me siento muy bien... ¿acaso te sientes mal, mamita?
Mami, ya es de día, ¿a donde vamos?
Qué pasa, mami ¿por qué lloras? No llores, si no va a pasar nada...
Oye mami, no te acuestes, apenas son las 2 de la tarde, es muy temprano para irse a la cama aparte, no tengo nada de sueño, quiero seguir jugando con mis manitas.

¡Ay, ah! ¿Qué hace ese tubito en mi casita?
¿A poco es un juguete nuevo? ¡Oigan!
¿Por qué están succionando mi casa?
MAMI! ¡Esperen! ¡Esa es mi manito!
Señor, ¿por qué me la arrancan? ¿que no ve que me duele? ah! ¡Mami defiéndeme!
Mamá... ¡ayúdame! ¿Qué no ves que todavía estoy muy chiquito y no me puedo defender?
Mami, mi piernita, ¡me la están arrancando! Por favor diles que ya no sigan, te lo juro que ya me voy a portar bien ya no te vuelvo a patear. ¿Cómo es posible que un ser humano me pueda hacer esto? Va a ver cuando sea grande y fuer... ah... te. Mami, ya no puedo más, me ay... mami... mami... ayúdame...

-Mami, han pasado ya 17 años desde aquel día, y yo desde aquí observo como todavía te duele esa decisión que tomaste.
Por favor, ya no llores, acuérdate que te quiero mucho y aquí te estoy esperando con muchos abrazos y besos.
Te quiere mucho,
Tu bebé."

2 comentarios:

  1. Muy bueno, compartimos el punto de vista.

    ResponderEliminar
  2. usar el sentimentalismo como argumento es sucio.
    (por no contar algunas fallas como hablar en base a suposiciones )

    ResponderEliminar