Blog dedicado a esas hermosas almas con cuerpo de mujer

"La mujer no nació de la cabeza del hombre para estar por encima de el ni de los pies para ser pisoteada, la mujer nació de la costilla del hombre para ser abrazada y protegida"

lunes, 21 de marzo de 2011

Volviendo de Iron Maiden

Luego de 18 largas horas de viaje, con dolor en la nuca y el cuello, sueños mal concebidos y un "hambre vieja", como se dice acá en mi ciudad, llegué a Bogotá con un solo propósito: "Ver a IRON MAIDEN en los escenarios". No tengo palabras para describir esta experiencia, solo se que fue un sueño hecho realidad. Y es que reconozco que aún no me las creo. Sin contar de que fui muy bien tratado en esa ciudad  y el frío fue muy agradable (desde que me conozco adoro el frío).

Me hubiese gustado quedarme más tiempo, pero la verdad ya extrañaba el sol caliente y la brisa que tanto identifican a mi hermosa Barranquilla. Llegué con secuelas del acento de Bogotá, y es que a mí se me pegan muy rápido los dialectos, jaja.

En cuanto al concierto de Maiden, todavía no tengo palabras para describir lo que viví dentro del "Simoncho". Ni la lluvia, ni el hambre, ni la sed, ni siquiera la altura me impidieron saltar y corear temas como 2 minutes to midnight, Blood brothers, The trooper, The evil that men do, Fear of the dark, Hallowed be thy name, entre otros temas. Para aquel entonces ya no sentía ni frío a pesar de la bocanada de humo que salía de mi boca y nariz, aún sin estar fumando.

Me encuentro trabajando en una crónica de esta experiencia, la cual publicaré más adelante (si puedo, claro está). Por ahora me encuentro un poco cansado con el viaje de regreso (avión).

No hay comentarios:

Publicar un comentario