Blog dedicado a esas hermosas almas con cuerpo de mujer

"La mujer no nació de la cabeza del hombre para estar por encima de el ni de los pies para ser pisoteada, la mujer nació de la costilla del hombre para ser abrazada y protegida"

domingo, 31 de julio de 2011

Sin poder dormir

Son las 2:30AM aquí en Barranquilla, las calles yacen silenciosas, aunque se puede escuchar la música puesta en algunas casas. Está lloviendo, cosa por la cual mi gato no salió a acompañarme en mi caminata nocturna a la tienda...

No puedo dormir esta noche, no se si se debe a mi siesta de media hora por la tarde o porque la ansiedad ya ha pasado a un nuevo nivel, ansiedad producida por la líbido en crecimiento que me acompaña desde que inicié la pubertad y que solo ha podido ser calmada por compañías temporales (no confundir con prepagos o prostitutas; por las cuales pagas una suma de dinero a cambio de sus servicios) cada tanto tiempo.

Hace tiempo "la gorda" me preguntó ¿te acostarías conmigo? y yo le respondí que no, entonces ella se molstó y se fue. Es que a pesar de que mis hormonas enloquecen no puedo andar de cabeza loca acostándome con cualquier vieja que se me aparezca. Ni mucho menos con alguien menor que yo, ya que por acá hasta *las niñas de 11* ya le coquetean a uno que ya es mayor de edad.

*Quiero aclarar que mi intención no es hablar mal de ellas, son solo cosas que me pasan a diario*


Si, reconozco que no soy el mismo de hace un año, ahora todos los problemas me dan igual porque hacen parte de mi día a dia...

Me aburre tener que estar rodeado por niñas escolares pero "qué carajos", si a escasos metros está un colegio de monjas el cual es cuna de visitantes de sexo opuesto en busca de una aventura o algo serio. La verdad yo hace tiempo dejé de creer en el amor verdadero, solo creo que la persona ideal la construye uno mismo a mutuo acuerdo con la otra persona.

Está lloviendo muy fuerte, creo que a me iré a dormir...

domingo, 24 de julio de 2011

La sorpresa a media noche en el bar

Con mi desparche de anoche, sin nadie con quien salir, mis amigos con sus novias y el aburrimiento que me rodeaba decidí ir al bar (como suelo hacer casi todos los sábados). Ambiente normal, como suele ser siempre, unas frías y media cajetilla de cigarros; ahora con ésta nueva ley que prohíbe vender los cigarrillos por unidad me veo obligado a comprar la media cajetilla o el paquete completo.

Como el bar no es un sitio tan amplio y todas las personas que vamos nos conocemos, nunca está de más que haga parche con cualquier grupo y la pase chévere....

La gran sorpresa se llevó a cabo a media noche cuando, por sorpresa, llevaron a una stripper; nunca había presenciado este tipo de eventos, lo que me pareció algo completamente nuevo para lo que acostumbro en mi cotidianidad. Un baile sexy mientras se desnudaba y bailaba sobre cada uno de los que nos encontrábamos adelante presenciando su acto. Un par de fetiches y algunos atrevidos que intentaban propasarse con la chica, la cual con agradable gesto les hacía saber que no podían, ni debían, hacer ello.

Fue un sohw breve, 30 o 40 minutos aproximadamente, llenos de erotismo y lujuria, fetiches, alcohol, cigarrillos...

Un tema más para incluir en la agenda de mi vida... ¿Cómo lo describo? Excitante, placentero... No se, ahora no me salen las palabras... Ah pero qué carajos!! Estoy soltero y puedo hacer lo que quiera (con sus respectivos límites, claro está).

En fin, una experiencia más, un tema más para compartir aquí en el blog...

jueves, 21 de julio de 2011

Mejor solo que mal acompañado

Como primera instancia: ¡¡AL CARAJO CON LAS QUE MATAN EL TIGRE Y SE ASUSTAN CON LA PIEL!! Se me acabó la paciencia con este tipo de situaciones ¿a dónde diablos está la madurez que dicen tener? Por eso nunca me ha gustado tener nada con chicas menores que yo (y no es que me considere el hombre maduro de gran recorrido), es solo cuestión de aplicar la lógica... En fin, mejor me quedo solo que mal acompañado. Mi amiga "L" tiene razón, "yo necesito una estabilidad", no una persona que hoy está feliz conmigo y mañana no se acuerda que tiene a alguien, necesito a una mujer de decisión, no a una que hoy dice algo y mañana se echa para atrás...

Las cosas no salieron como esperaba, pero bueno, la vida es así, no todo puede ser perfecto... tal vez ni me convenían, por eso es que acepto la realidad tal como es y no darme mala vida... Mejores oportunidades vendrán...

miércoles, 20 de julio de 2011

Ana


Ana,

Cuánto tiempo ha pasado, cuántos años, cuántos momentos,
Cuántas cosas vividas por aparte, cuántas desilusiones y alegrías,
Cuántos sueños sin realizar, cuántas metas por trazar,
Cuántos sentimientos ya dejados para siempre atrás.

Hoy he recordado lo mucho que te quise,
Hoy te he contemplado en la lejanía de nuestros corazones,
Hoy mi alma vuela libremente,
Hoy cruzamos rutas distintas.

Ya no estás en mis sueños, ya no estás en mis deseos,
Ya no siento más tus besos, ya no aprecio tus caricias,
Ya no vives en mis pensamientos, ya no ansío tus te quieros,
Ya no sueño con tu regreso, ya maté aquella esperanza.

Solo estás en mis recuerdos, solo estás en mi pasado,
Solo vuelas como el viento, entre pasiones olvidadas,
Solo tu odio recuerdo, con mi inmaduro sentimiento,
Solo veo mi desconcierto, solo se que has quedado atrás.

Estás entre las blancas nubes,
Que tu nombre me hicieron recordar,
Una imagen congelada en el silencio,
Entre la distancia de una realidad virtual.

martes, 19 de julio de 2011

Y yo sigo sin entender...

Las mujeres son predecibles, hasta cierto punto... Eso lo comprobé anoche en una de mis tantas reuniones diarias con mis amigos del barrio...

Mientras hablaba con Ella, ya sabía lo que diría, era solo cuestión de saber organizar mis oraciones y pensar bien en lo que le escribiría... Ella cedió y justamente me dijo lo que yo ya sabía... Pero había un problema, ella tiene novio... Es allí en donde viene lo inentendible...

Me dijo que tenía novio pero que él la celaba mucho, a ella no le gustaba eso, que lo quería terminar... Según Ella, estaban de pelea e irían a hablar de ello por la noche... Cuando le pregunté de lo que había sido, me dijo que habían vuelto pero que ni ella misma entendía por qué estaba con él...

Hoy me dijo que le gustaba mucho, no me sorprendió en absoluto ¿qué puedo hacer yo? No puedo decidir por ella... Después de esas palabras me dijo que no quería hacerle daño a su pareja, la entendí, aún así le dije que no haría nada, si ella lo decide pues está bien, que no había problema, aunque también le dejé claro que "lo que pase aquí, se queda aquí" y que "cuando vuelva a su país retomará su anterior vida, lejos de quienes estamos acá"... No volvió a escribirme... No he vuelto a saber de ella, ni tampoco pienso meterme en problemas...

Tampoco he vuelto a saber de "Yc"... Anoche por iniciativa de un amigo le mandé un mensaje, le pedí el favor de que lo escribiera, pasaba por un sinfin de sensaciones que bloqueaban mi inspiración... Pero ya pasó...

¿Qué les pasa a estas mujeres de hoy? "Matan el tigre y se asustan con la piel" o no lo sé... No se si han de ser de las que ilusionan y luego van bajando de la nube, pero me da igual... Aunque tengo entendido que quienes suelen hacen ello son las niñas entre los 13 y 17 años, como una actividad normal en su cotidianidad... Es por ello que no me gusta meterme con ellas, no creo en eso de la madurez prematura femenina (como muchos otros sí lo creen), pienso que esa es la mentira más grande que nuestra actual sociedad pueda creer...

Con el pasar de los días y mis vivencias voy comprendiendo que se necesita suficiente felicidad para hacerse dulce; suficientes pruebas para hacerse fuerte; suficiente dolor para mantenerse humano; suficiente esperanza para ser feliz y suficiente dinero para comprar regalos...

Este soy yo, mis vivencias y las cosas que más me inquietan o me inspiran a escribir...

...Hasta una próxima...

lunes, 18 de julio de 2011

Yo...


No soy el mejor hermano del mundo... pero hago el intento... Esta mañana fui a llevarlo al colegio, me alegró tanto hacerlo, siempre será mi niño preferido...Se me ha espantado el sueño, eso de madrugar no es lo mío, paso más tiempo despierto en la noche, aún así intentaré dormir más tarde...

Recuerdo una frase que mis amigos me decían anoche: "el que no arriesga un huevo, no saca un pollo". Le comentaba yo a "Yc"...La conocí hace algún tiempo y muchas de sus cualidades me atrajeron de ella... En fin.
Ella no dijo nada, solamente se quedó en silencio. No hemos vuelto a hablar, tal vez le incomodaron mis palabras, pero no estoy para consideraciones, me voy con la satisfacción de haberme arriesgado (algo nuevo para mí... "Personas van, personas vienen"... Aprendí mi lección, lo intenté. ¿Qué más puedo decir? Muy contento con el triunfo de Venezuela (país hermano) en la copa América, una gran sorpresa para todos, el ejemplo que nuestra selección Colombia necesita.
El sábado estuve en el bar, me encontré con una amiga, estaba con su novio pero me hacía miraditas. Luego la extranjera, ecuatoriana para ser exacto, nos tomamos unas cervezas y fumamos unos cuantos cigarros, le pedí su número de celular, ahora hablamos por sms.
Quizá esta tarde salga con "Ym", una amiga de la U, tocaremos guitarra y compondremos algo para su papá quien cumplirá años dentro de poco. Anoche me llamó para que le ayudara con ello, decidí reclutar a otro amigo con quien me siento a tocar la guitarra. Sería chévere llevarle algo bueno al señor.

Tal vez no sea la persona que anda allí todo el tiempo con la gente, me pierdo por temporadas y luego aparezco, pero hago un esfuerzo por no tener descuidadas a mis amistades. Es poco tiempo el que llevo disfrutando de la libertad, ya que en mi pensar creo que alcanzaré la adultez en cuanto cumpla los 21.
Y entre tantos recuerdos y tantas cosas solo pienso en "Yc" pero ya pasará, no puedo pedirle frutos al manzano en pleno invierno, algún día la primavera llegará , espero que no sea tan tarde (para ella).

domingo, 17 de julio de 2011

Aprender a no malinterpretar las cosas


Ese es un temita en el cual debo trabajar muy arduamente...Cuando alguien se acerca demasiado a mí, con intención de conocerme a fondo, suelo malinterpretar el querer una amistad con querer tener una relación o algo así... Bueno, en fin... Debo aprender de estos errores, los cuales no había tenido en cuenta y es algo que me pasa muy a menudo... No será fácil, me queda mucho hilo por cortar...Fue una experiencia muy acogedora, pero debo corregir muchas cosas... Aprendí de éste error, el cual me hará ser más cauteloso en una próxima vez... Como diría una amiga de Argentina "y el boludo terniné siendo yo", ese es el problema cuando trato con mujeres menores que yo... Y más que las niñas de mi generación no las entiendo, y mientras más las quiero rechazar más están allí... Sinceramente no las entiendo pero no vale la pena hablar de ello, malinterpreté las cosas, es todo...Hoy no hay bar, así que me tocó ir a la tienda y fumarme unos cigarros...  

 

martes, 12 de julio de 2011

Crónica: Mi viaje a Bogotá y el concierto de Iron Maiden (Parte 3)

Después de un sinfin de inconvenientes que tuve, aquí adjunto la tercera y última parte de la crónica de mi viaje a Bogotá y el concierto de Iron Maiden...

Parte 1
Parte 2 

Cinco minutos después de la partida de Lorena, me encontraba solo y a unos cuantos pasos del primer anillo de requisas. Una mujer aparentemente solitaria, cabello castaño, estatura mediana y contextura gruesa, de anteojos, a mi concepto muy atractiva pero al tiempo sencilla; digo sencilla en el buen término de la palabra, ya que a mi vista (y soy muy criticado en mi tierra por ello) me atraen más las “cachacas” (como les decimos acá en la costa).

Creo que siempre he tenido eso, fijarme más por las mujeres del interior que por las de mi propia tierra, a pesar de tener gran diversidad en el ámbito proporcional y racial (pienso que es cuestión de gustos).

Ésta atractiva mujer estaba a unos pasos delante de mi, yo solo escuchaba su pregunta “¿quién va para Talismán?”.

Esa fue la clave, yo solo respondí en mi ignorancia y sin ningún tipo de interés (creo que hasta lo hice en un tono coqueto y desinteresado al mismo tiempo), no presté mucha atención y crucé el primer anillo de seguridad sin ninguna prisa.

Había un largo camino que nos conduciría al segundo y tercer anillo de seguridad, para después entrar a la localidad ya mencionada. En el camino tomé algunas fotos, mi emoción estaba al tope, a pocas horas de ver a los grandes.

Esa banda que por primera vez escuché de que existían cuando solo tenía 8 años, que a los 13 los escuché por primera vez, luego los 14 compré mi primer sweater con su imagen estampada, sin contar el sinfín de objetos con el logo que los caracteriza. Que en 2008 me sentí frustrado por no haberlos podido ver y que al año se repitió la misma dosis. Que luché durante meses para conseguir el dinero de la boleta, luego convencer a mi vieja de que me dejara ir solo (cosa que no fue fácil). Pero que gracias a mi perseverancia y a mis ganas, todo por un solo fin: Cumplir el sueño que había tenido años atrás, en donde llegaba al Simón Bolívar y los veía tocar.

Mientras tomaba algunas fotografías escuché una voz muy familiar detrás de mí, era la mujer que antes ya he descrito antes, alegándome que la esperara, algo inesperado para mí.

Caminamos juntos hasta la entrada, allí nos tomamos unas fotos antes de entrar a nuestra localidad en el parque. Luego debía llamar a Diana para buscar su ubicación. Después de dar vueltas por el parque buscándola, logré ubicarla, tuvimos un saludo cordial y le presenté a Paola, mi acompañante esa noche.

Y digo acompañante porque no estaba en los planes de Diana que alguien vendría conmigo.

Luego del protocolo y tomarnos algunas fotos, nos sentamos en las gradas e intercambiamos algunas palabras, casualmente resultamos ser colegas ya que ambos estudiábamos carreras dependientes entre sí; el caso de la comunicación social y la producción de radio y tv, ambas se necesitan mutuamente.

Fui por unas bebidas, porque tenía mucha sed (no había tomado agua desde la mañana), a Paola le compré una gaseosa (que las vendían un poco más caras de lo normal). Volví a las gradas pero ella estaba alejada del parche de Diana, me explicó que desde ese sitio se podía apreciar mejor el espectáculo.

Y efectivamente se podía apreciar el escenario perfectamente, allí nos sentamos y nos tomamos nuestras bebidas, seguimos platicando sobre nosotros.

Fue algo muy wow, no lo podía creer, yo allí en Maiden compartiendo con alguien que recién conocía y que también iba casi en las mismas condiciones mías (Ir solos). Sin duda alguna, ella escribiría mi página junto a Iron Maiden y haría parte de esa historia.

A eso de las 6, comenzó a llover, me arrepentí de no haber comprado los plásticos afuera ya que adentro los estaban vendiendo muy costosos. Paola estaba igual (que si en ese momento nos hubiéramos abrazado, hubiese sido porque la situación ameritaba hacerlo).

Temblando de frío estaba, allí sentado en las gradas, a pocas horas de cumplir mi sueño, con una mujer que compartía aficiones conmigo, con la que necesitaba compañía mutua. Así describía yo esa situación, tan asombrosa e inusual.

Mi amiga Lorena afirma que soy de muy buena suerte, porque ni ella, que toda su vida ha vivido en Bogotá, que en muchas ocasiones fue sola a conciertos se había encontrado a otra persona en la misma condición. Sola iba y sola regresaba.

No creo en la suerte, fue solo una casualidad (así lo pienso), aunque adaptándome a las creencias de mi gente en Barranquilla diría que por algo ella estuvo allí conmigo.    

Empapados de agua lluvia, soportando el frío y arrepentidos por no haber comprado afuera los plásticos para protegernos de la lluvia. No quería que termináramos congelados de frío, tuve que pagar el doble de precio por el plástico que me estaban vendiendo dentro del parque. Lo tomé en mis manos y acomodé bien en la grada para que ambos pudiéramos sentarnos y no seguirnos mojando.

El show inició a las 7:00PM, la banda “Potestad” abrió el show con su Thrash Metal bien influenciado por la vieja escuela. Tenía unas ganas de escuchar un covercito de Sepultura (Troops of Doom), tomarme un “guaro” (que es como se le dice al aguardiente) y sacudir mi cabeza hasta el cansancio. No faltó mucho tiempo antes de empezar a moverme, era necesario para el frío, mientras veía a Paola temblar por los 6º (o menos) de temperatura que hacían.  

A decir verdad, no le prestamos mucha atención a la primera banda, esperábamos con ansias la anhelada presentación de Iron Maiden. En algunos momentos nos distanciábamos para poder ir a los baños, tomar fotos o contestar alguna llamada en el celular.

Una hora después, la gran espera había terminado, por fin se presentaba en el escenario Iron Maiden, iniciando con las canciones de su último álbum, The Final Frontier. Tanto Paola como yo sacamos nuestras cámaras para tomar fotografías y videos.

Mi cámara, ya desgastada por el uso excesivo y los años, aún podía tomar fotos de buena calidad. Me animaba el hecho de conservar recuerdos de aquella noche, tanto por Iron Maiden como por haber compartido ese pedazo de mi vida con alguien en especial.

Alguien en especial… Pues claro, nunca me esperé encontrar a una mujer sola en aquella multitud de más de 8.000 personas para ver a mi banda favorita tocar. Es que por más que lo intente, no puedo cambiar ese momento, ella hace parte de esa historia con Iron Maiden.

“Two Minutes To Midnight” fue la primera canción que interpretaron de sus viejos temas, todo un clásico, pero yo quería más.

Ya con el pasar de las horas el frío había desaparecido, disfrutaba de los temas clásicos de Maiden, botando humaradas de mi boca y no por estar fumando (aunque llevaba más de medio paquete fumado esa noche). Entre sonrisas y palabras que se entrecortaban por el intenso frío, el ruido y el cansancio disfrutábamos muy agustos aquel momento.

Extrañaba a mi familia, mis amigos, mi tierra natal. El concierto opacaba un poco aquellos sentimientos, pero en repetidas ocasiones se entremezclaba con el querer estar nuevamente en Barranquilla para contarles a mi familia y amigos aquella experiencia que me encontraba viviendo en aquellos momentos.  

Fueron tantas las emociones vividas que no me alcanzaría un libro para describirlas, coreaba y coreaba cada una de sus canciones. La más esperada por mí fue la de “Blood Brothers”, la que con todas mis fuerzas coreé, levantando las manos al cielo y recordando a una de las personas que más adoro en esta vida, mi pequeño hermano.

Dickinson hizo una pausa antes de tocarla para hacer alusión a las víctimas del tsunami en Japón, lugar en donde ellos iban a tocar dos días antes de la tragedia y por lo cual tuvieron que cancelar su presentación hasta nuevo aviso.

Una extraña sensación recorre por todo mi cuerpo, con ésta alegría de haber conocido a dos amigas que viven a kilómetros de mi tierra, y a punto de cumplir el sueño de ver a mis grandes ídolos visitar mi Colombia natal.

El miedo de ir solo ha desaparecido, no se cuáles sean las razones, pero he abandonado el parche en donde mi amiga Lorena me había presentado para que no correr ningún peligro, pero no lo hice a propósito, solo se que desapareció y ya. No se si es por el instinto -y digo instinto porque es una ley de la naturaleza- de proteger a aquella mujer que se encontraba en las mismas condiciones que yo, tal vez porque compartimos muchas cosas o porque el frío congeló aquellos miedos con los que cargué desde que salí del terminal de transportes de mi ciudad.

Llegamos hasta un punto en donde podíamos apreciar el escenario desde una pantalla gigante, podíamos tomar buenas fotos. Algo gracioso que hice fue haber fotografíado a un señor de avanzada edad, aparentemente bajo efectos del alcohol, sintiendo la música hasta los huesos. Muy admirable lo del señor, al parecer los esperó durante muchos años (es lo que creo acá en mi ignorancia).

Perdí de vista a Paola durante unos minutos, la buscaba entre la multitud sin resultado alguno, sentí que la extrañaba de hacía tiempo, a pesar de haberla acabado de conocer. Recordé un video de Bon Jovi en donde una de sus escenas se asemeja muchísimo a lo que estaba viviendo en aquel momento. Al cabo de un rato la encontré, con la misma sensación que yo sentía, fue algo muy recíproco y acogedor.

Ese momento marcó definitivamente mi historia, dejó de ser una desconocida para ser parte del ciclo de aquella experiencia, el pocas palabras, ella escribió ese pedazo de mi vida junto con mi banda favorita.  

“Running Free” fue la última canción de su presentación, ya sin fuerzas solo atinaba a gritar con emoción durante el coro, la voz no me daba para cantar, sentía que me iba a desmayar. El frío, la altura, el cansancio, el hambre, un sinfín de cosas vivía en ese momento poco antes de salir por la puerta principal.

Llamé a Erika para avisarle que faltaba poco para acabar el concierto y que estaría esperándola en las afueras del parque.

Ya al terminar, sin más fuerzas que las que me mantenían de pie, salí con Paola por la puerta principal, con voz difónica pero con la alegría de haberme llevado muy buenos recuerdos de ese día, tan marcado por muchas experiencias. Un fuerte abrazo me di con Paola antes de verla partir por la avenida. Seguí mi camino hasta las entradas de la Virgilio Barco para regresar a mi lugar de hospedaje.

Después de ello solo quedaba la emoción por lo vivido aquel día, muy largo por todas las cosas que hice, casi no podía dormir. Fue el insomnio lo que me impulsó a iniciar mi relato, de esta experiencia que quizá nunca más podré olvidar, que aunque el mundo se acabe mañana moriré feliz por haber visto a Iron Maiden en mi país natal, en mi ciudad favorita y haber compartido con una persona aquellos momentos.



Agradecimientos:
Familiares:
Luz Marina Pulido
Edgardo Barraza
Ligia Esther Ospino

Amistades:
Paola Sierra Neira
Lorena Díaz
Catalina Fandiño
Diana Mortuary
Erika
Oskar Sterling Ribaldo*
Rodrigo Martínez*
Félix Candanoza Padilla*


(*)Por las instrucciones dadas antes de viajar.

sábado, 9 de julio de 2011

¿Judíos en las SS?

Resulta irónico creerlo, pero muy interesante saberlo ya que pone en duda sobre si en verdad Adolf Hittler era racista o racialista, ya que en otro artículo publiqué algo acerca del bloque palestino en las SS de Alemania. Sin duda alguna, vale la pena reflexionar un poco sobre ello...


Aproximadamente 150.000 judíos sirvieron al ejército alemán, entre ellos marinos y aviadores. Los alemanes les llamaban "Mischlinge" y en 1940 había cerca de 16.000 soldados judíos sirviendo voluntariamente en la Wehrmacht.

De esos 150.000, hubo cerca de 30.000 que recibieron condecoraciones en la guerra y otros 19.000 fueron ascendidos de cargos, y Hitler llegó a expedir certificados de sangre alemana limpia llamado Deutschblüutigkeitserklärung que no sólo les permitia combatir sino también ser considerados arios y poder llegar a ser oficiales del ejército alemán. Algunos de ellos a los que Hitler permitió servir en el ejército siendo descendientes directos de judios:

En 1935, el judío Hans Sander era Sturmführer de las SA, así como miembro del partido y receptor de la Medalla de oro del partido. Miembro entusiasta, Sander acabó recibiendo del propio Hitler un Deutschblüutigkeitserklärung. El certificado, expedido el 30 de julio de 1935 con la firma de Hitler, señalaba: "Apruebo su petición, en lo que a usted respecta personalmente, en consideración a su larga pertenencia al partido y su servicio digno de mención a nuestro movimiento. No existe razón por la que no debería usted permanecer en el partido o en las SA y retener su puesto de mando".

El 30 de octubre de 1941, Hitler firmó un certificado a favor del teniente Ernst Prager, medio-judío, a fin de que pudiera incorporarse al servicio activo con un "status igual al de las personas de sangre alemana con respecto a las leyes raciales alemanas con todos sus derechos y obligaciones consiguientes". Estos judíos llegaron a alcanzar incluso puestos de mando de relevancia. Por ejemplo, Ernst Bloch y Felix Bürkner fueron coroneles; Helmut Wilberg, general de la Luftwaffe; Paul Ascher, primer oficial de Estado mayor del almirante Lütjen en el famoso acorazado Bismarck; y los hermanos Johannes y Karl Zukertort, generales.

Soldados mitad judíos jurando fidelidad al Tercer Reich

Por supuesto, el número de oficiales y suboficiales fue mucho mayor e incluyó al futuro canciller alemán Helmut Schmidt, que era un cuarto de judío y que llegó al grado de teniente de primera clase. La situación reviste un carácter aún más llamativo si se tiene en cuenta que en virtud de una orden de 8 de abril de 1940 se eximió de servir en el Ejército a todos los medio-judíos y que muchos de ellos se entregaron a un largo proceso para conseguir su readmisión en las unidades de combate. No sólo lo consiguieron, sino que obtuvieron numerosas condecoraciones militares por su valentía en el campo de batalla, como el teniente judío Paul-Ludwig Hirschfeld condecorado con la medalla por heridas de guerra y la cruz de servicio militar con espadas, al capitán judío Edgar Jacoby, que recibió tres condecoraciones incluida la medalla por heridas de guerra; al medio judío Ernst Bloch, con cinco medallas incluida la cruz de hierro de primera clase; al Fedlwebel medio judío Wilhelm von Helmolt, con cuatro condecoraciones incluida la de heridas de guerra; al general medio judío Werner Maltzahn, con cuatro medallas incluida la cruz de servicios de guerra de segunda clase.

No pocos de ellos recibieron por añadidura certificados de sangre alemana limpia firmados por el propio Hitler. Por ejemplo, el medio judío Werner Goldberg, que era Gefreiter, fue presentado en una fotografía de propaganda del Tercer Reich como "El soldado alemán ideal". Tampoco faltaron los casos de judíos a los que se otorgó la plena ciudadanía aria por su cercanía con algún soldado alemán. Seguramente, el caso más conocido, aunque no el único, fue el del general y defensor de Berlín Gotthard Heinrici, que estaba casado con una medio judía. Legalmente, debería haberse divorciado pero logró para su esposa e hijos un certificado de sangre alemana limpia firmado por Hitler. Cabe mencionar que cuando Hitler invadió la URSS, en muchas aldeas y ciudades las poblaciones judías salieron a recibir a los alemanes como libertadores.


Fuente: http://es.metapedia.org/wiki/Voluntarios_extranjeros_en_el_ej%C3%A9rcito_alem%C3%A1n_%28Segunda_Guerra_Mundial%29

viernes, 8 de julio de 2011

Lo que me identifica como costeño

Si bien los costeños nos identificamos por ser personas cálidas y muy tratables, todo aquel que ha venido a la costa tiene el privilegio de saber que es así. Somos seres muy apegados a la familia y las amistades. Dicen que somos alegres -hago aquí un paréntesis, ya que García Márquez desmiente esa frase diciendo "los costeños no somos alegres sino eufóricos"- en fin. Tenemos el mar muy cerca, el calor del sol tan intenso y ese hablado típico que nos caracteriza, nos encanta la rumba, tenemos distintos géneros musicales típicos de la región, como son: el vallenato, merecumbé, champeta, etc. Somos una cultura muy movida, muy constantemente.

Ahora mirándome a mí mismo, me doy cuenta que mi modo de vida y mis costumbres distan mucho del costeño habitual (a pesar de mi acento tan marcado). No soy muy apegado a la gente, creo que mis amistades lo han notado -por épocas desaparezco sin dejar rastro ni dar señales de vida, luego aparezco como si nada- no me gusta bailar -nunca he aprendido a hacerlo y lo detesto, aunque suelo tocar varios instrumentos-, no soy tan "mamador de gallo" como mi gente -eso toda la vida me ha caracterizado, soy muy serio en mis cosas. Pocas veces me pongo a "mamar gallo" con algunos de mis amigos, no todos-, no me gusta mucho el mar -aunque si adoro contemplarlo desde la orilla, mucho más cuando amanece o anochece-, odio el vallenato -aunque me pasan algunos temas- y la champeta no es que me agrade mucho -a pesar de todo la tolero al máximo-, del merecumbé poco conozco -a veces pienso que es más bien de la época de mis abuelos-.

Si me preguntan ¿qué tan costeño soy? diría: "hablas con el costeño menos costeño de todos". Tal vez esté exagerando, decir "¡Eche! ¡Nojoda! ¡Eche!" no me hace más costeño, aunque sí marque una diferencia en nuestro lenguaje cotidiano.Nací en la costa y más orgulloso no puedo sentirme de vivir en un paraíso como éste, mi Barranquilla querida, mi costa caribe.

Ésta es la personalidad que me identifica, mi modo de vida, no es tan costeño como los demás. Pero nací en la costa y vivo en ella, más de acá no puedo ser. De alguna manera u otra hago parte de la cultura de la costa y eso es algo que nada ni nadie cambiará.

jueves, 7 de julio de 2011

Buscando ayuda de Freud

Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, un gran contribuyente en la medicina mundial, más exacto en la psicología. Precisamente en estos momentos necesité de su ayuda, a encontrarle respuestas a preguntas que llevaba de hace tiempo. La sesión se tornó muy cómoda, se tocaron temas de los cuales ahora no puedo hablar (no es sano hacerlo). Y muchas otras cosas que ampliaré más adelante.

Y sí, Freud era judío, le comentaba : "Los comunistas me tratan de neonazi, los neonazis de comunista". Él solo se echó a reir y me dijo: "Eso es buena señal" y concluyó la sesión. (sarcasmo)